¡Hasta siempre Compañera!

La jornada del viernes 13 de mayo, terminó con la triste noticia del fallecimiento de nuestra compañera y maestra Josefa Cuevas, “Pepi” para toda la comunidad escolar. Desde el colegio, quisimos acompañar a su familia en estos terribles momentos.

El jueves 19 realizamos un acto de homenaje en memoria de nuestra compañera y maestra Pepi al que asistió su familia. En él, tanto maestros como alumnado, leyeron textos  recordando a Pepi y la  huella que ha dejado  en el cole, su cole. Terminamos el acto guardando un minuto de silencio y haciendo entrega, los delegados de clase, de una flor blanca a la familia.

IMG_20160519_092432
IMG_20160519_092910
IMG_20160519_092453
IMG_20160519_093826
IMG_20160519_093827

Texto de Rosa (maestra del centro)

El pasado 13 de mayo falleció nuestra compañera Pepi.

Cuando nuestro director me comunicó la noticia, quedé en shock.

No daba a aquellas palabras tan duras, cargadas de sentimiento, palabras que, a penas, si se podían articular en su garganta.

Mi mente recreaba su cara, con unos ojos penetrantes y sobretodo, con una gran sonrisa.

Decía el poema de Machado: “Todo pasa y todo queda…..” y tú, querida amiga, has dejado en todos nosotros una enorme huella.

Tus compañeros te recordaremos:

Como la persona de la gran sonrisa.

Como la mujer valiente, auténtica y generosa.

Como la amiga de todos, servicial.

Como una mujer de carácter con una gran capacidad de superación.

Como una buena maestra y sobretodo……

Como una gran persona.

Quedan días muy difíciles, sobretodo, para tus seres queridos, pero nos consuela pensar en el privilegio que hemos tenido al conocerte y haber formado parte de tu vida.

¡Hasta siempre querida compañera!

Texto de Rafael ( Alumno de Quinto, cuya promoción comenzó con Pepi)

La señorita Pepi me dio matemáticas en 1º y era una persona maravillosa porque, aparte de que explicase bien, era divertida, amable y servicial.

Ella hacía juegos en clase como el cálculo mental, puzles que se unían mezclando triángulos, rombos, rectángulos…

Solía contar chistes muy divertidos y nunca perdió la sonrisa. Ella fue y será una de mis profesoras favoritas y más queridas.

A ella le encantaba vivir la vida, no lo decía pero se le notaba siempre por su expresión facial. No la recuerdo de mal humos porque nunca lo estaba.

La echaremos mucho de menos.

Texto de Miguel Ángel (maestro del centro)

Querida Pepi:

Esta mañana, los alumnos del colegio, profesorado y miembros de tu familia, nos hemos reunido alrededor de un pupitre vacío con una flor blanca encima para recordar todo lo que, niños y adultos, hemos aprendido de ti, contigo y para recordarte, aunque tú ya lo sabes, que eres parte del “Arias Montano” y así seguirá siendo durante el tiempo que nuestra memoria alcance.

Ahí, en tu colegio, nuestro colegio, permanecerán los ecos de tus vivencias profesionales y personales junto al jaleo de voces infantiles alegres y llenas de energía.

Pepi, recuerda también que, dentro de estos muros,  dejas jirones de tu sonrisa y de tu profesionalidad entre nosotros.

Fuera de esos muros y de la verja seguimos y seguiremos juntos. Ahora mismo un coche con caballos blancos y alados te está esperando en esa misma puerta para llevarte a otra verja  con luces y farolillos, con cante y baile por sevillanas. Allí estaremos los compañeros, los amigos, la familia, recordando tu alegría junto  a tu compañero de viaje, Enrique, alzando la copa para brindar por ti.

Sí, sé que tú quieres que el brindis lo hagamos por todos pero esta vez, permítenoslo, va por ti por distintas razones:

1.- Porque has llevado la palabra “compañero” más allá de lo que reconoce el diccionario.

2.- Porque cuidas de todos los que tienes alrededor como una verdadera madre-amiga-compañera y

3.- porque, gracias a ti, muchos empezamos a darle valor a una palabra: ESPERANZA.

Va por ti Pepi.

Miguel Angel Vidigal

Texto de Joaquín  (director del centro)

Carta al cielo, donde habitan las almas de las buenas personas.

La semana pasada entró por tus puertas celestiales nuestra querida compañera Pepi Cuevas.

Sé que allí arriba en el cielo conocéis cada uno de los actos que realizamos aquí  abajo, pero me gustaría manifestar cómo es para nosotros nuestra querida amiga.

Como maestra, una profesional impecable, por su dedicación, esfuerzo y respeto y cariño hacia sus alumnos y compañeros. Pienso en ella y la recuerdo rodeada de niños y niñas con muestras de afecto y con un beso en sus labios para su señorita.

Esta mañana le han regalado un clavel blanco en el íntimo homenaje que se le ha brindado en su colegio.

En su clase todo está en orden y organizado. ¡Cuánto aprendí de ella!

Y aprendí mucho, pero no sólo a nivel profesional, sino también personal, porque en su quehacer diario derrocha fuerza e ímpetu, ganas de mejorar lo que le rodea  y de servir a quién lo necesita; sin alardes, con sencillez y desde el corazón: esa es su impronta.

Y esa actitud de ofrecerse a los demás me trae a la memoria, cuando la llamé, hace un año para pedirle ayuda con una compañera que tendría que recorrer el arduo camino que Pepi ya había vivido.

Tardó un instante en presentarse en el colegio, sin conocerla de nada se convirtió en sus norte, en su faro, en su guía. Se ofreció sin más.

Porque lo que os ha llegado al cielo, tened en cuenta, que se vuelca con los demás de una manera prodigiosa, te contagia de su ánimo, de su jovialidad y de su manera de afrintar las vicisitudes, siempre con una amplia sonrisa, con sencillez, como si nada pudiera salir mal.

Nos trasmitía su fuerza cuando nos hacía partícipe en sus proyectos de vida de la Asociación AMAMA con sus sorteos y almanaques. Siempre sumando.

Su gran corazón y hospitalidad queda reiterada año tras año abriendo las puertas de sus casa convertida en su caseta  en el Real de la Feria.

Y qué decir de ella como esposa, madre y abuela.

Ahora, en el cielo, vais a disfrutar de su sinceridad y lealtad y aquí siempre estará en nuestros corazones nuestra amiga… Pepi.

IMG-20160413-WA0010

D.E.P.

También podría interesarte...

2 Respuestas

  1. Laura Quero dice:

    Nunca me olvidaré de ella. Fui su sustituta en el curso 2011/2012 y jamás olvidaré lo bien que se portó conmigo y todo lo que me regalo. Con ella vivímos una cena de navidad estupenda, una feria en la que era su caseta y de la que nos abrió la puerta. Además gracias a ella conocí a mi Lola, una persona imprescindible en mi vida. Ha sido una gran perdida. Me dío muchísima pena la noticia. Un beso enorme y mi más sentido pesame a la familia.

  2. Fátima Ortiz Sánchez dice:

    Acabo de leer la noticia y me ha conmovido mucho. Trabajé como maestra de Educación Física en el Cole en el curso 2010 -2011. Fue una compañera muy especial. Recuerdo que muchos días cuando estaba en la pista dando clases, Pepi aparecía con su grupito a hacer una actividad al aire libre: unas veces a dibujar, otras a hacer juegos…Me encantaba ir a su clase y verla trabajar con sus niños y niñas, era una MAESTRA excepcional, apasionada y entregada en su trabajo; de ella aprendí mucho.
    Lo siento. Un abrazo a todos los compañeros y a su familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *